Una experiencia OVNI en Es Vedrà

15.00

“Como muchos días de aquel verano del 91, a mis 18 años, salía de trabajar y me encaminaba a mis rutinas espirituales en plena inmersión en la naturaleza.

Uno de mis lugares preferidos era el mirador del Cap Blanc, delante de los islotes de Es Vedrà i Es Vedranell.

Llegué al lugar al atardecer, cuando todavía quedaban unas horas de luz y comencé mi meditación contemplativa con la vista puesta en el infinito y sin perder de vista el hermoso paisaje que se vislumbraba a mi alrededor.

Pasaron los minutos y el sol comenzaba a ponerse en el horizonte. Estaba solo….”

Categoría:

Descripción

 

Un joven de 18 años vino a contarme esta increíble historia.

Independientemente de que fuera o no real supone un ejercicio filosófico y moral.

Destaca la normalización de un evento a todas luces extraordinario y que permite resaltar el sufrimiento humano evitable como lo realmente sorprendente del mundo en que vivimos.

El protagonista de la historia ha preferido mantenerse en el anonimato por razones del todo evidentes.

Mi agradecimiento por invitarme a contar esta ordinaria experiencia: el contacto entre seres vivos.

Gabriel Molina Marí.